Entrenamiento mental para el mindset siglo XXI

Mindful Leader Training

Entrenamiento mental para el mindset siglo XXI

El Líder del siglo XXI tiene que operar desde un mindset inclusivo,
desarrollando nuevas capacidades para integrar la complejidad actual y
responder a esta realidad multidimensional de maneras más sofisticadas y
creativas.

Hoy es tan importante estar actualizados sobre el mundo digital (big data
– transformación tecnológica) como del big picture de las relaciones humanas
(transformación personal). Este big picture relacional requiere de un
entrenamiento sofisticado, de la misma manera que todo manager se capacita en
temas tecnológicos y digitales.

Uno de los hitos que está marcando esta era y un salto exponencial de
paradigma es el avance de la ciencia respecto del desarrollo humano. La
neurociencia a través de sus investigaciones y estudios está develando grandes descubrimientos
acerca de lo que el cerebro y la mente pueden hacer y cómo desarrollar
capacidades intra e interpersonales a través de distintas prácticas.

El apoyo de la ciencia a los nuevos modelos

Hoy la Universidad de Stanford en su escuela de medicina tiene un Centro para la
Investigación y la Educación en la Compasión y el Altruismo (CCARE)
, en
donde se estudia el efecto e impacto de estas disciplinas contemplativas para
mejorar las habilidades y capacidades interpersonales sociales.

Apoyando las prácticas del mindfulness y en una acción sin precedentes la
Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts anunció en diciembre 2017
la creación de una nueva división dedicada a su estudio académico. La División
de Mindfulness, la primera de su tipo, abarca el Centro de
Mindfulness in Medicine, Health Care, and Society de la universidad
,
iniciado por Jon
Kabat-Zinn
 en la década de 1980.

Hay muchos otras casos en todo el mundo donde herramientas como el
mindfulness están siendo estudiadas e investigadas por la ciencia para medir el
verdadero alcance de ciertas técnicas milenarias como la meditación o prácticas
de entrenamiento mental como la atención plena.

Mindset siglo XXI

Cuando nos referimos a mindset siglo XXI estamos hablando de una mente
flexible, ágil, adaptativa, inclusiva y colaborativa, como algunas de las
capacidades que exige  la vida
corporativa moderna. Y no parecen ser habilidades que marquen ventaja
competitiva, sino que son las que permiten ser un player del juego corporativo
y permanecer en él.

Y renovar el mindset no es tarea fácil. Porque estamos hablando de reseteo
de los modelos mentales, recableo de la redes neuronales o salirse de patrones
de respuesta heredados y repetidos. Por eso el primer paso para entender ese
camino es no subestimar el trabajo de formación y entrenamiento que hay que
realizar cuando hablamos de acceder a un nuevo mindset.

3 ejes para un entrenamiento mental integral con resultados probados por la ciencia

Si bien el mindfulness aparece como una de las soluciones efectivas para
el entrenamiento mental, hoy día se está comprobando que las prácticas de
mindfulness son la base fundacional del desarrollo de muchas capacidades
emocionales/mentales/sociales, pero se deben complementar con otro tipo de
entrenamiento mental y técnicas afines para un mayor aprovechamiento y
resultados.

Uno de los modelos probados con éxito es un modelo integral creado por el
Re Source Project del Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain
Sciences, liderado por Tania Singer, directora del departamento de Neurociencia
Social del instituto. http://www.cbs.mpg.de/employees/singer

El mismo se basa en una de las investigaciones más extensas  y profundas acerca de los efectos de los entrenamientos mentales basados en distintas técnicas de meditación (desde el abordaje oriental y occidental).  El objetivo, según esta investigación, fue estudiar los efectos específicos de algunos tipos de prácticas mentales y distinguir sus efectos sobre el bienestar, el cerebro, el comportamiento y la salud y, en particular, descubrir qué prácticas podrían ayudar a construir un mundo más compasivo* e interconectado (mindset siglo XXI).

*La compasión es una
palabra que en occidente está en etapa de re-descubrimiento o re-significación
y poco relacionada con el mundo organizacional, por lo que sugerimos entender
su amplio y poderoso significativo desde una nueva perspectiva.

Este modelo fue probado con un programa para 300 participantes de entre
20-55 años, con 2 horas de clase todas las semanas y 30 minutos de práctica diaria
supervisada. El programa constaba de  3
módulos de una duración de 3 meses cada uno, con un retiro de inmersión de 3
días al inicio de los mismos.

El total del entrenamiento duró casi un año y se trabajó con 3 ejes
principales de entrenamiento mental: 1. La Presencia (enfoque en el
entrenamiento con prácticas de mindfulness). 2. El Afecto (enfoque en el
entrenamiento sobre emociones sociales positivas como la bondad, la compasión y
la gratitud) 3. La Perspectiva (enfoque en skills meta-cognitivos y al
awareness de los pensamientos).

Se midieron los resultados comparados
con un grupo control y se realizaron más de 90 cuestionarios, pruebas de comportamientos,
marcadores hormonales y exploraciones cerebrales para medir las mejoras de cada
participante en cada módulo.

El resultado final de la investigación dio como evidencia que los tres ejes (atención, afecto y perspectiva)  tenían efectos muy diferentes en las habilidades emocionales y cognitivas, el bienestar y el cerebro de los participantes, lo que significa que se pueden esperar diferentes beneficios según el tipo de práctica de meditación que se realicen.

Un nuevo horizonte en la formación de líderes

Entendemos como equipo y consultora que se dedica a este tipo de entrenamientos que el gran desarrollo mundial del mindfulness y otras técnicas de meditación y entrenamiento de la mente está llegando a las empresas de Latinoamérica.

Es responsabilidad de todos poder hacer de estas nuevas herramientas de cambio, bienestar y productividad un uso adecuado, con tiempos de desarrollo acordes a lo que las investigaciones han demostrado, para el bien de todos y una mejora en términos de humanidad y efectividad organizacional.

Muchas empresas mundiales están haciendo hace más de 10 años programas basados en el mindfulness, entrenamiento de la mente y utilizando técnicas meditativas con grandes resultados. El aval de las investigaciones y los resultados probados de estos programas muestran que la mente se puede entrenar y que esto trae muchos beneficios, no sólo a nivel del stress management y la armonía interior, sino que contribuyen a mejorar el rendimiento y sobre todo desarrollar las capacidades interpersonales que se requieren hoy para un liderazgo evolucionado.

Federico García Berro